lunes 28 de julio de 2014 | 09:21:21

Capufe
>

Recomiendan estudios tempranos para detectar el Linfoma

linfoma-de-hodgkins

Por Antonieta Sea Loranca

* Más de 1 millón de personas con cáncer Linfático en el mundo

* Factores ambientales y materiales tóxicos

En el  mundo existen más de 1 millón de personas que viven con cáncer Linfático y 161 mil mueren cada año en México; según datos de la Secretaría de Salud(SS) se registran 14,900 casos nuevos al año y es el tercer tumor más común en los hombres (7.1%) y el cuarto en las mujeres (2.6%).

El linfoma es el aumento del número de linfocitos anormales que al acumularse forman tumores en los ganglios linfáticos principalmente los que se encuentran por arriba y por debajo del diafragma, en menor cantidad están los ganglios de piel, aparato digestivo, huesos, testículos, pulmón y sistema nervioso central, según su origen celular se clasifica en  Linfoma de Hodgkin y Linfoma No-Hodgkin, este último representa el 90% de los casos.

Debido a que las causas del Linfoma son desconocidas y los síntomas suelen confundirse con los de otras enfermedades menos graves. El diagnóstico para estos pacientes llega a tardar hasta más de un año, para lograr un diagnóstico certero es necesario hacer una biopsia de algún ganglio, los más útiles son los del cuello, después los ganglios axilares y finalmente los inguinales, estas muestras deben ser analizadas por un patólogo experto que busque e identifique las células cancerosas. Un diagnóstico confirmado en las primeras etapas de la enfermedad es presagio de un buen control e incluso de una cura.

Aunque como en la mayoría de los canceres no se conocen las causas exactas que los provocan, se cree que los linfomas están relacionados con factores ambientales y con ciertos productos tóxicos, aunque aún no se ha demostrado una relación directa con ninguno de ellos, también se consideran como causas probables los antecedentes familiares, haber recibido algún trasplante, la hepatitis C, el VIH, la Artritis Reumatoide, el uso de fármacos Inmunosupresores o haber recibido radiaciones.

Principales síntomas:

  • Inflamación sin dolor en el cuello, axila o ingle
  • Sudoración nocturna
  • Aumento inexplicable de temperatura
  • Pérdida de peso o apetito
  • Cansancio persistente
  • Tos
  • Dificultad respiratoria
  • Comezón  constante en el cuerpo sin causa aparente
  • Amígdalas inflamadas

En la actualidad existen terapias muy efectivas que hacen la diferencia entre una buena calidad de vida o una muerte dolorosa. Para el linfoma No-Hodgkin existe MabThera (Rituximab) una terapia biológica que induce la destrucción de las células del linfoma No-Hodgkin del tipo B y las sensibiliza al efecto tóxico de la quimioterapia, con esto se logra que el paciente pase un mayor tiempo sin la enfermedad y exista una mayor posibilidad de cura.

Deje un comentario

Powered by Inventive 360